BAÑOS DE RÍO TOBÍA.- MÁS DE 3.000 PERSONAS HAN PARTICIPADO EN LAS GARNACHAS DEL NAJERILLA, UN ENCUENTRO PROFESIONAL Y LÚDICO QUE HA CONSEGUIDO EN SU I EDICIÓN PONER EN VALOR LAS PECULIARIDADES DE LA VARIEDAD QUE SE CULTIVA EN EL VALLE

Share Button

BAÑOS DE RÍO TOBÍA.- MÁS DE 3.000 PERSONAS HAN PARTICIPADO EN LAS GARNACHAS DEL NAJERILLA, UN ENCUENTRO PROFESIONAL Y LÚDICO QUE HA CONSEGUIDO EN SU I EDICIÓN PONER EN VALOR LAS PECULIARIDADES DE LA VARIEDAD QUE SE CULTIVA EN EL VALLE

-. La iniciativa del Ayuntamiento de Baños de Río Tobía ha servido de escaparate a los dos productos -la uva garnacha y el embutido- que mantienen viva la economía del municipio

-. La mayoría de los asistentes eran jóvenes de entre 35 y 45 años, familiarizados con la cultura del vino

   Más de 3.000 personas han visitado este fin de semana Baños de Río Tobía para participar en la primera edición de las jornadas Las Garnachas del Najerilla. La mayoría de los visitantes procedían de Logroño y la comarca, en su mayoría se trataba de un público joven de entre 35 y 45 años, familiarizados con la cultura del vino.

   Concluye esta primera edición con un rotundo éxito, tanto en asistencia de público a la feria y a las catas como en participación de empresas y expertos en viticultura, que han dejado muy satisfechos a los organizadores y a los vecinos de la localidad.

    Gracias a esta iniciativa Baños ha acogido un primer foro en el que se ha podido profundizar en las características la variedad de la uva garnacha en general, y a la autóctona que se da en el valle del Najerilla, a través de ponencias de especialistas de otras denominaciones de origen que han participado en los debates y catas celebrados.

   Las Garnachas del Najerilla han servido al Ayuntamiento de Baños de Río Tobía para dar a conocer los dos productos agroalimentarios del Valle del Najerilla que mantienen viva la economía de la localidad: la especial variedad de uva garnacha que se da en el valle y los famosos embutidos del lugar. A esta I edición se han sumado cerca de una treintena de empresas de la comarca y destacados especialistas nacionales en viticultura y enología.

   La uva garnacha del Valle del Najerilla es una variedad autóctona que hay que proteger y potenciar. Muchos vinos de Rioja buscan su exquisitez para conseguir su delicado paladar, algo casi imposible de obtener con otras variedades, incluidas garnachas de otras zonas vitícolas.